Haciendo el trabajo de los reporteros.

lunes, noviembre 07, 2005





















Oldboy (2003) Cinco días para vengarse. Corea del Sur

Producción : Egg Films y Show East, Kim Dong-ju y Lim Seung-yong
Dirección : Park Chan-wook
Guión : Hwang Jo-yun, Lim Chun-hyeong, Lim Joon-hyung y Park Chan-wook, basado en una historia de Tsuchiya Garon
Año : 2003 (No 2005 según la Cineteca Nacional)
Director de Fotografía : Jeong Jeong-hun
Música : Jo Yeong-wook
Edición : Kim Sang-Beom
Actores : Choi Min-sik (Oh Dae-su), Yu Ji- tae (Lee Woo-jin), Kang Hye-jeong (Mi-do), Ji Dae-han (No Joo-hwan), Oh Dal-su (Park Cheol-woong), Kim Byeong-ok (Ham), Lee Seung-shin (Yoo Hyung-ja), Yun Jin-seo (Lee Soa-ah), Lee Dae-yeon (pordiosero)
Duración : 120 minutos
Distribución : Filmhouse
Sinopsis : Oh Dae-su (interpretado por Choi Mik-sik, a quien hace poco pudimos ver como el extrovertido pintor Jang Seung-up en Chihwaseon) acaba de ser liberado tras permanecer detenido por armar caos en estado etílico. No han pasado de diez los minutos de su nueva libertad, cuando es secuestrado y su siguiente recuerdo es despertar en un cuarto cerrado en que el televisor y una oscura pintura lo acompañarán como sus únicos contactos con la vida durante los siguientes tres lustros.
Crítica :Cinco días para vengarse
A diferencia del cine fantástico oriental reciente —en el que anécdotas sencillas dan pie a un gran espectáculo formal—, el nuevo thriller oriental construye su leyenda en base a complejos andamiajes dramáticos que encuentran buen reflejo en la fabulosa capacidad técnica de los artesanos de aquel lado del mundo.
Si bien el thriller cinematográfico fue acuñado en Estados Unidos, los hallazgos del reciente thriller oriental —desde la pasada década— han delineado lo que se ha convertido en la vanguardia del género y, para entender su trascendencia basta, sin ir más lejos, visitar la filmografía de Quentin Tarantino, quien ha tomado y robado de estos filmes indistintamente.
De un suceso marginal y perteneciente a circuitos especializados, la celebridad de este cine ha aumentado considerablemente llegando a los terrenos de la más alta alcurnia cinematográfica —a pesar de que en México aún se le vea con cierto recelo y el número de filmes de esta naturaleza en la cartelera sean contados—, como sucedió el pasado año con Old Boy, el celebrado filme coreano de Park Chan-wook que en el Festival de Cannes fue nominado a la Palma de Oro y obtuvo el Gran Premio del Jurado.
Pero aunque de sobra sabemos ya que un premio no es sinónimo de calidad de un filme, tanto en forma como en fondo, entendemos que sí representa la posibilidad de una mayor exposición de este cine hacia el mundo. Es bajo esa dinámica que Old Boy, con el título de Cinco días para vengarse, llegó a México.
Octavo de una filmografía sobresaliente —de la cual en México ha podido verse ya la trepidante Área de seguridad compartida (Gongdong gyeongbi guyeok JSA)—, este trabajo que resume lo mejor del cine oriental contemporáneo comprende el segundo momento de una trilogía iniciada con Sympathy for Mr. Vengeance (2002) y que concluye con Sympathy for Lady Vengeance (2005).
Oh Dae-su (interpretado por Choi Mik-sik, a quien hace poco pudimos ver como el extrovertido pintor Jang Seung-up en Chihwaseon) acaba de ser liberado tras permanecer detenido por armar caos en estado etílico. No han pasado de diez los minutos de su nueva libertad, cuando es secuestrado y su siguiente recuerdo es despertar en un cuarto cerrado en que el televisor y una oscura pintura lo acompañarán como sus únicos contactos con la vida durante los siguientes tres lustros.
Por supuesto que se tratará de un lapso de auténtica locura para este individuo; pero igualmente se revela como un periodo de iniciación y preparación para su venganza, una que se le ofrece repentina y sorpresivamente cuando su captor lo deja en libertad y con un teléfono celular como recurso de la misma venganza a la que se le reta o del castigo que, parece, puede ser aún más grave. El corte del personaje y la serie de actividades, encuentros y descubrimientos que en los siguientes días enfrentará Oh Dae-su, son del tipo que ya vienen dados desde la tragedia griega; lo importante del caso, sin duda, es que la creatividad del realizador, sus co-guionistas y sus actores hacen propia una serie de clichés que se sienten como algo revelador y excitante en esta ocasión. Oh Dae-su es sujeto de un suceso por demás grotesco e inhumano, su peinado recuerda más a un personaje de cine surrealista que al de un thriller ultraviolento; se trata de una especie de Charles Bronson que en ideogramas nos traduce y transmite un rencor del que pronto somos partícipes y el cual, más tarde, con el protagonista nos hará junto presas de un monstruoso dilema moral.
En ese mismo tono de ruptura de cánones establecidos, por igual, se encuentra el discurso formal del filme: imágenes que bajo los ojos del cine oriental parecen construirse a cada momento (en cada filme) en nuevas formas y de modo por demás natural. Como ejemplo sobresaliente en este filme permanece una secuencia de batalla en la que Oh Dae-su diezma un ejército de peleadores en un plano secuencia impresionante y de un realismo inesperado, a pesar de lo extraordinario de la acción narrada.
En algunos foros Cinco días para vengarse ha sido tomada como un esfuerzo pueril de intentar pasar violencia y sangre como cine de arte. Sin duda, lo que este filme logra, de nueva cuenta —como ha sucedido con otros de la misma corriente— es demostrar que esos mismos elementos forman parte de nuestras vidas, y que también ahí pueden encontrarse mensajes humanos, existenciales y, por qué no, incluso un entretenimiento cinematográfico extremo.
Mauricio Matamoros
Programa Mensual de la Cineteca Nacional

Víctor averiguo los premios hasta ahora ...

Bangkok International Film Festival 2005
• Victoria, Golden Kinnaree Award
Mejor DirectorChan-wook Park• Junto con Christophe Barratier for The Chorus.
Bergen International Film Festival 2004
• Victoria, Premio del Público
Chan-wook Park
British Independent Film Awards 2004
• Victoria, British Independent Film Award
Mejor Película Extranjera
Cannes Film Festival 2004
• Victoria, Gran premio del Jurado
Chan-wook Park
Catalonian International Film Festival, Sitges, Spain 2004
• Víctoria, Mejor Film
Chan-wook Park
• Víctoria, Premio de la crítica ‘’José Luis Guarner’’
Chan-wook Park
Grand Bell Awards, South Korea 2004
• Victoria, Grand Bell Award
Mejor ActorMin-sik Choi
• Victoria, Grand Bell Award
Mejort MusicaYeong-wook Jo
• Víctoria, Grand Bell Award
Mejor EdiciónSang-Beom Kim
• Victoria, Grand Bell Award
Mejor DirectorChan-wook Park
• Victoria, Grand Bell Award
Mejor Iluminación
Hong Kong Film Awards 2005
• Victoria, Hong Kong Film Award
Mejor Pelicula Asiatica• South Korea.
Stockholm Film Festival 2004
• Víctoria , Premio del Público
Chan-wook Park

Aparte de otras 2 nominaciones. Una en Cannes y otra en Bankok que no ganó. El multipremiado Director acaba de terminar ‘’Sympathy for Lady Vengeance (2005)’’ que es última la trilogia. Las tengo que ver! Les dejo el link para que chequen el trailer ahí los huevos.

4 comentarios:

Di. dijo...

Jajaja gracias Sr. Denis! ya me va a reprobar por no haber hecho la tarea?
De verdad si la encuentras por los cines de tu localidad no lo dudes. El plano secuencia que menciona la reseña es en verdad muy bueno y reitero que la trama da vueltas a cada rato para al final dejarte en una incógnita. Saludos!

Cinéfilobo dijo...

Así lo hare, de que la veo la veo. Y tiene un panzazo, no esta reprobada

El otro yo dijo...

me encantó... oldboy es la pelicula del otoño al menos para mexico

cheers

Cinéfilobo dijo...

Bienvenido ''el otro yo'' cuando gustes seras bien recibido.